Lo Que Hacemos

Los Defensores de Niños Asignados por la Corte (CASA en inglés) del Condado de San Mateo asignan a adultos que tienen interés de ayudar con niños que están bajo protección de la corte debido a que sus padres no pueden o no quieren cuidar de ellos.

Navegando el Sistema a Solas

Imagina que has sido removido de la custodia de sus padres, no por algo que tú has hecho, sino por algo terrible—una madre alcohólica que no puede poner comida en la mesa durante un par de días o un padre cuyas amenazas se han convertido en puñetazos.

Ahora estas involucrado en un sistema judicial intimidante lleno de personas extrañas. No hay nadie para darte el amor, apoyo y dirección que necesitas. A partir de ahora, te sentirás solo y asustado y no tendrás el cuidado de un adulto constante en tu vida para ayudarte a navegar y superar los desafíos de la vida.

Si eres como muchos niños en esta situación, te darás por vencido. Te meterás en problemas, y estarás en riesgo de caer en los mismos errores que tus padres, comenzando el ciclo de nuevo.

Usted Puede Ayudar

A través del apoyo de nuestros voluntarios CASA, podemos ayudar a detener el ciclo.

Nosotros brindamos un Defensor Especial en la vida de un niño a quien sus padres no pueden o no se han hecho cargo de él— una especie de ángel guardian, una persona común y corriente residente del condado de San Mateo que pasa tiempo cada semana con un niño en crisis.

Los Voluntarios CASA hacen cosas ordinarias, como ir al cine o asistir a un recital de baile... tal vez por primera vez en la vida del niño.

Pero lo que hace diferente a un Voluntario CASA es que al visitar cada semana, también llega a conocer el mundo del niño, de esta manera puede ayudar a la corte a entender mejor la situacion y darle al niño la mejor vida posible en circunstancias traumáticas.

Cientos de casos se presentan en la Corte Juvenil del Condado de San Mateo cada año, y los recursos para investigarlos han disminuido dramáticamente. Los jueces muchas veces tienen que tomar decisiones importantes basadas en poca información.

Los Voluntarios CASA se aseguran que los niños no se pierdan en el sobrecargado sistema legal o que acaben en un hogar de crianza inapropiado.